Camboya: La vida a orillas del río

Barco Battambang – Siem Reap 7:00 viernes 17 de agosto 2012

Son las 7 de la mañana y el barco pone rumbo a Siem Reap. Se siente la excitación de los apenas 30 pasajeros, la mayoría de ellos turistas. Nos encontramos con una familia belga que conocimos en el circo.

El río respira vida a cada lado, el silencio domina el ambiente interrumpido por los motores de las barcas. Cientos de casas habitan las orillas de las afueras de la ciudad.

Es pronto y a pesar de que Mr Kun nos dijo que no podíamos bañarnos en el río, la gente se asea en sus aguas marrones, lavándose los dientes y bañándose. Algunos tienen lo necesario para hacerlo en cestas sujetas a palos, clavados dentro del agua. Las madres lavan a sus pequeños tirándoles cazos de agua por encima.

Los más madrugadores ya están con sus quehaceres diarios. Lavan ropa agachados con una facilidad que hasta parece cómoda la postura. Friegan los cacharros o extienden sus redes utilizando botellas de plástico como boyas. Los botes más grandes son casas flotantes donde la vida empieza a despertarse en una nueva mañana.

Todo el mundo sobrevive con los recursos que tiene explotando al máximo los naturales. Los árboles también lo hacen aferrándose con sus raíces a la poca tierra existente, mostrando su retorcida estructura a ojos de todos.

El paso de nuestro barco remueve las balsas pequeñas llenas de personas teniendo que achicar agua por las pequeñas olas que producimos a nuestro paso.

De vez en cuando hacemos paradas para recoger gente que transporta cargas voluminosas.

Pasamos junto a una barca casa completamente cubierta y entre las sombras se divisa una pequeña palma blanca agitándose para saludar al gran barco.

Son las 9 de la mañana. El sol empieza a dar la cara en un día inicialmente cubierto. Sentada en la cubierta, en un suelo de hierro medio oxidado, sigo deleitándome con estos fragmentos de vida y paisaje.

Nos adentramos en el río dejando las pequeñas embarcaciones detrás. Las casas son sustituidas por juncos. Más nos adentramos y el barco tiene que sortear curvas de 90º. Para ello, dos hombres armados con palas van haciendo cuña para obligar girar a la embarcación. A cada curva, el pito del barco suena avisando de nuestra llegada.

El sol sigue calentando. Ha desaparecido todo rastro humano del río. Bajo a mi asiento de plástico a cobijarme. El silencio y la calma me introducen en un estado de somnolencia. Me abandono al cansancio y duermo dando tumbos con la cabeza. Me despierto. Laura no está a mi lado. Subo a buscarla a la cubierta con nuestra reserva de comida.

El río empieza a cubrirse de vegetación y navegamos por un estrecho hilo de agua. Los botes pequeños no tienen nada que hacer a nuestro paso y tienen que apartándose adentrándose en la verde vegetación acuática.

Igual que vino, se fue. El verde desaparece de la superficie y llegamos a una apertura donde no puedes divisar más que agua alrededor.

Cruzamos pueblos flotantes y los locales suben y bajan. Para ello, pequeños botes se acercan al barco que para durante unos segundos, con equilibrio y agilidad se produzca el trasvase de pasajeros y carga.

Son casi las dos de la tarde. Nos queda poco tiempo para llegar. Tras una llamada, encontramos el que será nuestro nuevo hogar para los próximos días,  el Siem Reap Holiday Garden Vila por 11$ la noche. Allí, nos espera Angkor, una de las maravillas más grandes del mundo.

2 comentarios en “Camboya: La vida a orillas del río

  1. Esto solo se ve en un documental de la 2 y en un viaje como el que estás haciendo tú.
    El colofón del día, con las 2 camas y los cisnes, desentona, parece que estás en otro país.

  2. Jajajaja…me ha pasado lo mismo!!! Despues de verte navegando por caminos de agua y pasando por ciudades flotantes…la habitacion, con sus cisnes, al mas puro estilo “bienvenido a su luna de miel” de cualquier hotel costero, no encajaba mucho…jejeje… Faltaba la cajita de bombones en la almohada, jajaja…
    Aun asi, muy chulo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s