Tailandia: Una de cal y otra de arena

Aeropuerto internacional de Bangkok 16:00 jueves 30 de agosto 2012

Estoy en la sala de espera para coger el avión hacia Yangón. El embarque empieza en diez minutos y si todo va bien, a las 17:35 estaré en suelo birmano. Allí espero encontrar un cartel con mi nombre. Esta noche me alojo en el mather land inn 2, recomendación de Laura, por 20$ tendré una habitación con ventilador, baño compartido y desayuno. El precio es caro, pero tienen free pick up en el aeropuerto. Es lo único que tengo planificado, ya veremos con qué y con quién me encuentro allí.

Tras la galère de los 3 días en Bangkok, mi estancia en la isla fue muy tranquila. Cogí el autobús a las 9:40 y a las 14:30, ya estaba allí. Todo el mundo te recomienda evitar el autobús en Tailandia. No entiendo por qué ya que es el medio de transporte que utilizan ellos de forma común. Yo tuve un viaje muy tranquilo y seguro. Por lo que había leído, me esperaba un sitio pequeño, sin acceso a internet y con problemas de alojamiento. Y así fue.

Tip nº33: Si eliges Koh Sichang, evita los fines de semana

Yo llegué el sábado pero la isla se plaga de locales el fin de semana. Sólo hay un playa y en la misma, un único alojamiento. Dormir es caro, más si vas solo. A pesar de que el agua es una maravilla, la playa es una porquería. Entre semana, disfrutas de la soledad,  del sosiego y menos bolsas de plástico en el agua!

Tip nº34: Siempre que puedas comparte transporte y alojamiento

Más allá de la idea romántica de compartir parte de tu viaje con otros travellers, está la cuestión del dinero. Compartir un tuck-tuck o dormir con alguien, te ahorra mucho coste, pudiendo llegar a ser un 30% de tu presupuesto. Siempre que puedas, hazlo.

En el barco para llegar a la isla, me impresionó la cantidad de buques navales que se alojan en esas aguas. Había docenas. María y Joan vinieron a mi cabeza. Pensé en los foros que había leído. Posiblemente el agua estaría muy sucia. Lo que está claro, es que la vista no sería espectacular. Pero cuando volvía de nuevo para Bangkok, aquellos monstruos en plena actividad con grúas y pesadas cargas, le conferían un carácter especial a la isla.

Al llegar intenté compartir los 100 bahts que me costaba el tuck-tuck con una familia. Ellos ya estaban en uno y me costó entender que lo habían contratado para hacer un tour durante el día. Un hombre se compadeció de mi y me llevó por 80. Por el camino me explicaba donde podía dormir y el precio de las distintas opciones. Yo le decía, too expensive, I’m alone. Me paró en un hostel, el más barato de la isla por 300 bahts la noche. Estaba a más de 2h andando de la única playa. Ok, le dije, llévame a los bungalows al lado del mar. Allí me pidieron 700 bahts, casi me caigo de culo. En Koh Chang pagamos 250!

Las dueñas me mandaban al otro sitio de nuevo, el barato alejado de la playa. También les tuve que dar pena porque me dieron una habitación con baño fuera por 500 bahts. Me dijeron que al día siguiente me podría cambiar a un bungalow por el mismo precio. Pensé que para entonces, la gente local al ser lunes habría desaparecido. Viendo el lugar, mucho me temía que hubiese un cajero, lo pregunté y no me quedó más opción que volver al pear para aprovisionarme de dinero y comida en el seven eleven.

Y a decir verdad, me gustó volver a estar sola, a reencontrarme, que salieran emociones y pensamientos que habían quedado congelados con tanto estímulo.

Me acompañaban los bichejos, mosquitos, salamandras y cucarachas. Casi me muero del asco cuando me pica una pierna y después de dar un palmetazo, cae una cucaracha medio muerta, espachurrada que ha perdido parte de sus patas. Chicos, estoy segura que después de matar tantos bichos en países budistas, alguna penitencia tendré que cumplir para compensar tanta perdida.

Sin internet, mis días pasaban tomando el sol, bañándome, subiendo y bajando rocas para intentar llegar al extremo de la isla, con la guía de Myanmar a cuestas, lavando ropa,  leyendo los refugios de piedra en el kindle y por supuesto, pasando a word todas las entradas del blog pendientes.

Por primera vez en más de un mes, lavaba la mochila pequeña. Es horrible porque como la llevas todo el día a cuestas, los tirantes y la parte que toca la espalda, huelen que apestan. La lavé pensando que le duraría el efecto pero a la semana, era más de lo mismo. Es algo que detesto porque aunque te duches y te pongas la ropa limpia, en cuanto te colocas la mochila, empieza a oler mal. No se si alguien tiene algún consejo para remediar esto. De ser así, os agradecería eternamente que me lo mandaseis.

Tip nº35: Detergente en polvo y tapón para lavar la ropa

En muchos sitios donde te hospedas, no tienes tapón en el lavabo. Cuando viajas con poca ropa, como es mi caso, tienes que ir lavando frecuentemente. Sino dejas la ropa en remojo no se lava bien. En los foros, antes de iniciar mi viaje recomendaban llevar un tapón universal pero cuando me fui a comprarlo, me explicaron de muy malos modos que no existía. Que dependiendo del año y cacharro a tapar, los tapones cambian. Compré el estándar en España y uno más pequeño. Éste es el que me está sirviendo en Asia. Para los interesados, detrás del tapón pone el número 4. Hasta ahora, había lavado la ropa con la misma pastilla de jabón con la que me bañaba pero al llegar a la isla, compré un detergente que venden en mini dosis. No hay punto de comparación.

Tip nº36: ¿pastilla de jabón o gel líquido?

Al preparar las cosas para mi viaje, decidí que lo mejor sería llevar una pastilla de jabón que me valiera para ducharme y lavar la ropa. Me compré uno natural, válido para las dos cosas, jabón de marsella. La chica de la tienda me dijo que me duraría meses. Os puedo asegurar que no es verdad. En un mes, estaba liquidado. Yo prefiero infinitamente más el gel líquido a la pastilla de jabón, la piel no se queda igual. En cualquier sitio he encontrado champú y gel en formato pequeño. Con las bolsitas de detergente, tampoco necesito la pastilla de jabón. Así que espero que se me acabe pronto la que heredé de María para poder disfrutar del lujo del preciado líquido.

Un día, cansada de cacahuetes y galletas del seven eleven, me permití el lujo de comer un pescado en uno de los 3 chiringuitos de la playa. Casi me muero de placer al probarlo. Bien valía los 400 bahts que me gasté. Otro día, probé nuddles con pescado en el mismo sitio, opción mucho más barata y corroboré más de lo mismo.

El último día antes de irme, alquilé una moto. Bajaría a la civilización para conectarme a internet, dar señales de vida y actualizar el blog. Paseé por el centro, me compré un gorro y encontré una terraza perfecta con wifi en la que instalarme.

Me quedé 7 horas allí. Por mi alrededor pululaba una niña de unos dos años, preciosa, que intentaba acercarse a mí de vez en cuando. Mamá, ¿la recuerdas? En uno de los momentos que vino a buscarme, estaba hablando con mi madre por Skype. También vinieron unos cámaras y una presentadora muy mona. Rodaron un reportaje del sitio.  La fritura de pescado que me pedí, tampoco estaba mal. Mi paladar ya se está acostumbrando a lo picante y no paraba de mojar los trozos de verdura, que acompañaban al pescado, en la salsa. Casi me siento preparada para la India!

A las 18h quería volver para darme un último baño. También me apetecía dar una vuelta por la isla con la moto. No sabía qué hacer, estaba anocheciendo. Al final decidí dejarme llevar y perderme un poco. Seguía alguna indicación, a veces miraba el mapa y queriendo ir a un nuevo sitio, aparecí en mi playa. Me recorrió una sensación de plenitud por el cuerpo, porque una vez más, lo que eliges y te elige, te lleva al mismo lugar. Me di el último baño ya de noche, completamente sola y con media luna mirándome. Hacía días que me decía que tendría que bañarme de noche pero no me atrevía a hacerlo. Pero allí estaba, sin pensarlo, disfrutando de un baño muy especial

Un comentario en “Tailandia: Una de cal y otra de arena

  1. Vaya vaya si al final sí que te paseas de noche y comes picante!!! Me encanta!!! Sigo dándole a la mosquitera 2 meses más de vida y más viendo que tu mochila se va actualizando por fin….Besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s