Myanmar: Soledad

Puente U Bein’s, Amarapura 18:00 lunes 3 septiembre 2012

Ya sentada en el puente, un árbol llamó mi atención y sin quererlo, lo poseí. Sola en medio del río, con mis pies bien arragaidos en la tierra pantanosa. Sin flores ni hojas que adornen mi figura, tan sólo madera gris. A veces algunas barcas vienen a verme y acompañarme. Compartimos momentos de vida pero al final, acaban yéndose igual que vinieron recuperando mi soledad. Pese al entorno hostil, sobrevivo. Soy fuerte. Es suficiente levantar la vista en vez de tenerla fijada en mis pies. El kilométrico puente construido con la sangre de mis hermanos. El sol luchando por abrir una ventana en las nubes grises que se empeñan en taparlo. Los pescadores hundidos en las mismas aguas que yo para conseguir comida fresca. La gente paseando y pasando por el puente para alcanzar la otra orilla del río, allá donde no puedo llegar yo, por mucho que extienda mis raíces. Hay otros como yo, pero demasiado lejos para estrechar lazos. Las ondas de las olas nos mantienen unidos y la corriente acerca peces que me hacen cosquillas. Siento que estoy donde tengo que estar. En el sitio que me corresponde. Vivir con lo que soy, con lo que tengo porque más allá de eso, simplemente dejaría de ser yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s