Malasia: excepción

Terraza Bungalow nº2 Payung Guesthouse 11:00 sábado 29 de septiembre 2012

Hoy hago una excepción, la ocasión bien lo merece. Aprendo a romper las reglas propias o ajenas. Publico este post antes de haber actualizado toda la etapa de Myanmar produciéndose un salto en la historia de mi aventura de 20 días. Es el regalo que me hago a mi misma. Compartir con vosotros lo que siento y me pasa justo en este momento.

Estoy sentada en la terraza de mi bungalow en Payung Guesthouse en Cherating. No podría haber encontrado un lugar mejor. Estamos fuera de temporada y el sitio es tranquilo. Los turistas que vienen aquí, están de paso, de ida o vuelta hacia otros lugares. Yo llevo aquí 4 días y estoy encantada. Si no tuviera mi vuelo a la India el 1 de octubre, me podría quedar aquí semanas. Hace mal tiempo. Llueve al final de la tarde y en un par de días, el sol no ha hecho presencia. En la playa no hay nadie. Estoy sola entre pequeñas montañas de arena, charcos de agua salada, enredaderas que tintan de verde el suelo beige, miles de minicangrejos escondiéndose en sus casas minúsculas, cuerpos gelatinosos secándose al sol con sus tentáculos amenazadores, pájaros solitarios y algún que otro lagarto paseándose a sus anchas.

Llegué el martes 25 de septiembre, después de coger el autobús local en Kuantan para llegar aquí. Un autobús destartalado que me costó mucho encontrar. En la estación, nadie sabía decirme que autobús coger, mi destino no aparecía en ningún cartel y sólo una chica hablaba inglés. Menos mal que los datos que aparecían en la guía electrónica de Malasia y la paciencia, fueron suficientes para encontrarlo. Tardamos 2h en recorrer el trayecto en el que no paraba de subir y bajar gente a orillas de la carretera. Entre ellos, los pre adolescentes que salían del colegio. Aquí, el 65% de la población es mulsumana, así que las niñas llevan pantalones y camisolas anchas como uniforme. Un velo lo acompaña, tapando sus melenas. El resto de la población, es mayoritariamente de descendencia china y unos pocos indios, dan color a este país. Para mi es bastante impactante ver como todo se mezcla, aparentemente bien.

La cobradora me avisó gentilmente la parada. En 10 minutos y con alguna indicación, llegaba a uno de los alojamientos recomendados por la Lonely Planet, el más barato entre grandes resort y el mayor Club Med de Asia. 50 RM (reikis) la noche, la mitad de mi presupuesto diario.

Hoy es mi cumpleaños. El día es gris y amenaza con lluvia. El olor a césped mojado, ha penetrado esta mañana en mí, ampliando la sensación de plenitud. Ya he recibido muchos regalos para celebrar mis recién cumplidos 35 años.

Gracias Raúl por llenarme de ilusión por la próxima etapa de viaje, India. Sólo pensar que vamos a coincidir me llena de alegría y amaina el temor que siento al visitar, por primera vez, este vasto y peculiar país. Gracias Este por ocuparte de todas mis cosas mientras me permito este sueño que estoy viviendo. Gracias mami por estar siempre ahí, incondicionalmente, por tus palabras de apoyo y por la fuerza que me transmites para seguir adelante con la aventura. Gracias a Mrinal y Maunika, una pareja de Chennai, India, por abrirme las puertas de vuestra casa a través de couchsurfing, por querer compartir conmigo vuestro tiempo. Me arrancasteis unas lagrimillas de felicidad al saber que no estaré sola. Me distéis fuerza para afrontar la planificación de las próximas semanas. Gracias Anny Claire porque como me deseas, de verdad espero que este viaje me aporte lo que necesito, paz y serenidad. Gracias a mis amigas. Al igual que hace un año, siento que habéis tejido una red que no me deja caer. Gracias a todos los que seguís el blog, por el tiempo dedicado y la apertura de mente al leerme. Me alegro, que de alguna manera, hagáis vuestra esta experiencia.

Y gracias en especial a Just Money (tendré que enterarme como se escribe correctamente su nombre), un malayo de 47 años, musulmán de padre chino, residente en Europa desde hace 14 años, que está haciendo mi estancia aquí, perfecta. Un hombre que nació en el seno de una familia muy humilde, que tuvo que trabajar muy duro siendo joven, que perdió a su padre con 21 años convirtiéndose en el cabeza de familia. Un hombre con negocios en distintas partes del mundo, con dinero, con una mente clara y una espiritualidad muy grande. Un hombre, que a pesar de eso y ser el propietario de la guest house, está barriendo el jardín. Un hombre que ha sido secuestrado, que en otra ocasión, casi le matan cortándole las venas de la muñeca por robarle, un refugiado de su país. Un hombre que intenta enseñar a su hijo de 18, los valores de una vida intensamente vivida, un hombre que ha visto fantasmas, un hombre con proyectos, experto, un hombre que habla claro, sin tapujos. Un hombre que lucha por una familia unida, un hombre que le gusta viajar  y con un acento chino, cuando habla inglés, para morirse de risa.  Un hombre, como él se describe, con una colourful life. El mix perfecto. Él con miles de experiencias y aventuras que contar y yo, como él dice, ávida de conocer nuevas cosas y con una energía interna muy grande que se manifiesta a través de mi sonrisa y mi risa vivaz.

He podido probar comida realmente local. Hace dos noches, cenamos unos cuantos en Gelica, una localidad pesquera cerca de Cherating, algo que sólo se puede comer ahí. Pescado y arroz cocinado en hojas de distintas plantas, satar, otak-otak, masakan panas y ketupat. Esta mañana he desayunado arroz con pescado y una sala picante. Realmente delicioso. Me pirra la comida malaya con esta mezcla autóctona, china y de india. Anoche, para comenzar la celebración de mi cumple, fuimos a un japonés y a ver una película en 3D en el cine. Muy gracioso cuando se nos subía el wasabi a la nariz, se nos acristalaban los ojos y moqueábamos intentando disimular. Me reí como una niña viendo Hotel transilvania en una sala repleta de gente. Esta mañana, he sonreído al despertarme de nuevo porque un tucán golpeaba la ventana. Siempre el mismo. Nunca había visto uno tan de cerca en libertad. Diez razones para vivir de Danza Invisible me ha dado la bienvenida, emocionándome de felicidad, a un día que en pocos minutos se han llenado de mensajes de felicitación de mi gente, de todos vosotros.

Me hago grande, señoras y señores. Ya puedo comer picante con normalidad, puedo disfrutar de una peli en inglés sin subtítulos entendibles y tengo la suficiente apertura, para poder intentar entender una religión y un país completamente diferente al mío.

¿Qué más se puede pedir para un cumpleaños? Entre otras cosas, posiblemente será el más largo que tendré nunca, durará 24h más 7h de diferencia con España. Hace un par de semanas estaba preocupada porque no quería pasarlo sola y hacía planes imposibles por estar con Harish en la India, mi amigo de couchsurfing, que vino en Noviembre pasado a Madrid. Conforme pasaban los días y conocía otros viajeros, soñaba con acoplarme a sus planes para festejar mis 35 años.

Y como no, en un medio de transporte, de esos en los que te vuelves a reencontrar, entendí que lo importante es que estuviera bien conmigo misma. Ya tenía suficiente experiencia para saber que pasara lo que pasara, sabría disfrutar del día, sola o en compañía. Triste, nostálgica, feliz o tal vez, todo a la vez.

11 comentarios en “Malasia: excepción

  1. Muchas Feliciades Montse! Ya habrá pasado tu cumpleaños en Cherating, pero por aquí aún quedan algunas horas! Qué sigas disfrutando la experiencia y compartiéndola con nosotros!

    Muchos besos y fuerte abrazo!

  2. Felicidades con mucho retraso. Tus relatos son auténticos, nos encanta saber de ti y en cuanto tenemos un rato te leemos. Sigue así de auténtica y disfruta.- María José y Lorenzo.-

    • Hola chicos! Muchísimas gracias y yo también lamento la tardía respuesta. En los alojamientos donde duermo en la india, internet no está por ningún lado. Gracias también por leerme y por vuestros comentarios que me cargan las pilas. Vuestro índalo me ha acompañado hasta hace unos días. Se desprendió de mí para compartir suerte con algún necesitado. Un beso enorme y seguimos en contacto. Montse. PD: las experiencias con couchsurfing siguen siendo increíbles…

  3. Moooonnnntse, siento que sigo tu estela con 2 meses de retraso…. Muchas muchas felicidades!!!!!
    Todavia no he llegado a tus relatos de la india, pero leo aqui q estas en un momento de bajon. No se como podria animarte, te mando mas y mas cariño y un abrazo enorme, espero q te llegue.
    Hace tiempo me dijeron algo q en su momento no entendi, pero hasta q algo o alguien se cruza en tu camino y todo hace click, como si de repente todo encajara….te lo escribo: “hasta q no vacies tu alma de todo aquello q te atormenta….no tendras espacio para llenarlo de todo lo q te haga feliz”. Estas en el viaje perfecto para vaciar cargas, pesares, problemas….todo lo q pesa y no sirve. Por lo q he leido, ya te estas llenando de tantas y tantas cosas increibles…te vas a traer mogollon de cosas buenas q te mereces, preciosa!!!!
    Quizas no te sirva nada de esto, quizas sea otro tipo de situacion….solo espero q pase pronto, se q lo hara, porque eres una persona increiblemente fuerte y magica.
    Mil besazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s