El síndrome del eterno viajero

Hace unos días, una amiga compartió este video conmigo. Me escribió en el muro de facebook que, cuando lo vio, le hizo pensar mucho en mí. Ella recordaba cuando mis ojos se iluminaron cuando le dije “viajo a Guatemala”. Le contagié mi alegría y emoción. Me respondió, “me voy contigo”. Sin duda nos volveremos a encontrar. Así es el mundo del viajero. Conoces gente por casualidad durante unas horas, pero el encuentro se produce porque algo teníamos que decirnos el uno al otro. Algo teníamos que intercambiar. Eso es lo que pasó con esta maravillosa amiga en la Ciudad de México. Nos encontró un taller de artesanía y nos unió, un desmayo, un hermoso paseo, una comida callejera, una larga conversación y un hermoso abrazo. Gracias querida Sabw Meen.Quiero compartir el video que ella me mostró. Yo también padezco de esta dolencia, el síndrome del eterno viajero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s